Nuestro equipo

Equipo Tragone

María

Soy una mujer rural que resido en Piornal, Cáceres, y me dedico a la agricultura y al cuidado de la casa. Tengo formación en diferentes disciplinas como restauración, cocina o jardín de infancia.

Me apasiona la música, el cine, la naturaleza y los niños.

Me embarco en este proyecto con la esperanza de aportar mi granito de arena y concienciar sobre el uso abusivo de la tecnológica, sobre todo los más pequeños.

Equipo Tragone

Celia

Especialista en gestión cultural y aficionada al teatro, la lectura y la costura.

Me he dedicado a actividades culturales y educativas durante muchos años. En la actualidad desempleada y trabajo en las campañas agrícolas.

El proyecto me ha gustado desde el principio por lo que se puede aportar a la sociedad, a las familias, para que se acerquen más y compartan más momentos, que en la actualidad son pocos.

Además podría ser una oportunidad para -en el medio rural- poder montar una empresa diferente que aporte recursos económicos y mantener la población en los pueblos, porque en los pueblos se puede vivir muy bien. Y porque me gusta la creatividad, la costura y en general las manualidades.

Equipo Tragone

Sonia

Soy natural de un pueblo de poco más de 200 habitantes, Rebollar. Soy Diplomada en Ciencias Empresariales en la Universidad de Extremadura con experiencia profesional en el área de gestión y administración.

Me encanta el mundo rural, la naturaleza, la fotografía y me apasiona viajar, descubrir culturas, lugares y gentes diferentes.

Me sumo a este proyecto porque considero que con él se contribuirá a que pueblos pequeños como Piornal y su comarca se revitalicen. 

Equipo Tragone

Rocío

Soy Técnica Superior en Secretariado. Me encanta la vida en los pueblos, el campo, la naturaleza, viajar y leer.
Me considero una persona fiel y simpática, sociable, puntual, entusiasta y muy optimista.

Estoy en Tragone porque creo en el proyecto.

Al principio no lo tenía tan claro, pero si la gente entiende el mensaje, será todo un éxito. Está siendo una experiencia tanto personal como profesional muy enriquecedora.

Otra de las cosas, en mi caso, bastante importante es que se puede compaginar con la agricultura ya que realizaremos el trabajo «desde casa» y nosotras mismas marcaremos el horario.

Equipo Tragone

Sandra

Soy técnica superior en Turismo. Actualmente me dedico al cuidado de los niños y a las tareas de casa, que son muchas.

Soy una mujer inconformista y fiel defensora de la conciliación laboral y familiar.

Siempre he buscado nuevas metas y objetivos sin alejarme de mis raíces y mi tierra y este proyecto es exactamente eso.

Equipo Tragone

Melanie

Soy una joven emprendedora, actualmente gestiono un pequeño negocio de hostelería, un pub encantador y acogedor donde tomar los mejores gin tonics.

Soy, como todas, una enamorada de mi pueblo, me encanta el campo y estar rodeada de naturaleza… ¡no lo cambiaría por nada!

Me he unido a este proyecto porque quiero que se hagan cosas en Piornal. Tenemos que construir nuestro futuro y, aunque al principio pensaba que era una locura, cada vez estoy más convencida de que va a ser un éxito.

Os invitamos a conocer el mundo Tragone.

Equipo Tragone

Javi

Me llamo Javi, con vocación multidisciplinar y graduado en diseño. Soy una persona muy curiosa y sensible al mundo de las artes, la naturaleza y la conciencia.

Como practicante de técnicas de meditación y mindfulness, este proyecto está profundamente relacionado con una de mis motivaciones principales, que es reconectar con nuestra atención y ponerla al servicio de nuestras necesidades reales, ya sean físicas, psicológicas, afectivas, sociales, etc.

Me gusta este proyecto y creo en él precisamente porque a través de los Tragones éstos nos recuerdan y nos ayudan a aprender a relacionarnos de manera consciente y saludable con los nuevos hábitos tecnológicos.

Equipo Tragone

Ernesto

Soy Licenciado en Ciencias Ambientales, aunque toda mi vida profesional ha estado ligada al turismo y el emprendimiento.

También algo de política, pero eso lo dejamos para otro día.
Soy un apasionado del mundo rural, de su puesta en valor, y de la felicidad y vida que se comparte en nuestros pueblos.

Mi pareja dice que estoy enganchado al móvil y que estoy dando un mal ejemplo a nuestros hijos. Pues eso: necesito un Tragone en mi vida.