Categorías
blog

Nomofobia: La enfermedad del siglo XXI que casi todos padecemos

La dependencia extrema a los dispositivos electrónicos ya tiene nombre y la padecemos casi todos: Nomofobia.

Para detectar si alguien de nuestro entorno más cercano ha caído en esta adicción, estos son algunos de los síntomas generales que se pueden observar:

— Un uso incontrolado del teléfono móvil, ser incapaz de reprimir el deseo de usarlo a pesar de conocer las consecuencias negativas de ello.

— Abandonar o descuidar actividades cotidianas importantes, como la convivencia familiar o descuidar el trabajo. También revisa con insistencia diversas aplicaciones.

— La gratificación, la satisfacción por su uso cada vez tarda más en llegar, por lo que cuesta más dejarlo. Se puede llegar a reacciones violentas o desmesuradas.

— Temor, pánico a que falle la cobertura o que se agoten la batería o el saldo, a que la velocidad de descarga se ralentice.

Accede a la noticia para saber más información, puedes realizar un pequeño cuestionario, en el que te indica si puedes estar en riesgo de sufrir la nomofobia. CLICK AQUÍ

Categorías
blog

¿Cinco horas? ¿Muchas o pocas frente a una pantalla?

Antes de la cuarentena, solo el 15% de los niños españoles usaban estos dispositivos más de 90 minutos al día; durante el confinamiento ese porcentaje ha subido al 73%.

Hay ciertas diferencias para el uso de dispositivos tecnológicos atendiendo a la edad de los niños. En el caso de los niños menores de 2 años, la OMS dicta que se les debe mantener alejados de cualquier tipo de pantalla” y continúa diciendo que “durante estos primeros años el cerebro del niño se desarrolla más rápidamente que en cualquier otra época de la vida, por lo que resulta fundamental que en todo momento los bebés se relacionen e interactúen con las personas de su entorno y no con una pantalla”.

Para los niños entre 2 y 5 años, las recomendaciones cambian ligeramente. A esta edad ya es permisible que los niños interactúen con una pantalla, no obstante, tienen que hacerlo como máximo 30 minutos al día y siempre en compañía de un adulto.

los niños de 6 a 12 años pueden pasar entre 1 y 2 horas con una tableta o un teléfono móvil, y aunque parezca que es un tiempo muy reducido, hay razones importantes para seguir manteniendo bajo control el uso que hacen de estos aparatos. A partir de los 12 años, el tiempo que pueden pasar los niños frente a una pantalla puede aumentarse, sin embargo, lo recomendable es que se mantenga en un límite de 2 horas

Más información y enlace a la noticia completa AQUÍ

Categorías
blog

El uso abusivo de los teléfonos móviles determina nuestra personalidad

Una investigación liderada por el grupo de investigación Neurocognición, psicobiología de la personalidad y genética de la conducta de la Universitat de Lleida (UdL) y el Instituto de Investigación Biomédica de Lleida (IRBLleida) así lo confirma.

Las personas con una personalidad más agresiva, impulsiva, inestable emocionalmente y con ansiedad hacen un uso problemático o abusivo del teléfono inteligente.


Los resultados de la investigación confirman la fuerte relación entre los rasgos de personalidad como la baja autoestima, la ansiedad, la hostilidad, los cambios de humor, la necesidad de aprobación social, el autocontrol, la agresividad o la búsqueda de sensaciones emocionales fuertes con el uso problemático del teléfono inteligente. Estos rasgos de personalidad predictivos del uso problemático del teléfono inteligente se han encontrado también en otros trastornos adictivos, como el juego patológico o uso de sustancias tóxicas o adicciones alimentarias.

Enlace de la noticia completa AQUÍ